menu bar
close-grey

Un día en la vida de un responsable de calidad y seguridad alimentaria

Posted: Jun 07, 2024 4 minute read GAR 14 Likes

¿Se ha preguntado alguna vez quién garantiza la seguridad de los alimentos sque consume?

Conozca a Elizabeth. Es la responsable de calidad y cumplimiento de clientes y proveedores (CSC, por sus siglas en inglés) en nuestra unidad de Marunda. Su pasión por la seguridad alimentaria comenzó en la universidad y se ha convertido en su vocación desde entonces.

Con ocasión del Día mundial de la inocuidad de los alimentos, le ofrecemos asomarse a la vida de personas que, como Elizabeth, trabajan entre bastidores para que nuestras comidas sean seguras.

Empezar el día con una misión

En cuanto Elizabeth llega al trabajo, está lista para ponerse manos a la obra.

Su mañana comienza con la revisión de los comentarios sobre defectos de los productos. Acompañada por su equipo, Elizabeth está en la primera línea de operaciones para abordar los problemas de calidad de los clientes e investigar a fondo cualquier inconveniente. No se limitan a poner parches, sino que investigan a fondo para encontrar el origen de los problemas y asegurarse de que no vuelvan a repetirse en el futuro.

Pero sus funciones no terminan ahí. Elizabeth es responsable de las auditorías de proveedores y de enviarles solicitudes de acciones correctivas para que los futuros materiales cumplan nuestras normas y estén libres de defectos. También supervisa el control de plagas en toda la planta para garantizar un entorno libre de contaminación.

Una de las funciones de Elizabeth es asegurarse de que se aborden todos los problemas de calidad y se cumplan normas estrictas.

«Una de las razones por las que elegí trabajar en seguridad alimentaria es porque puedo participar en muchas partes del proceso, desde la selección de ingredientes y las auditorías de proveedores hasta la entrega final de los productos.

Cada detalle es importante e incluso los pequeños cambios pueden tener un gran impacto. Esta complejidad nos hace ver que siempre podemos aprender algo nuevo. Al mismo tiempo, es un puesto en el que siento que puedo influir en la manera en que se perciben nuestros productos», afirma Elizabeth.

«Nuestros productos de alta gama están elaborados con ingredientes de primera calidad. Por eso somos estrictos con la procedencia y la composición de nuestros materiales».

– Elizabeth

Dar lo mejor de uno mismo es lo que se necesita para tener éxito

Al mediodía, Elizabeth estudia los resultados de las últimas auditorías, buscando patrones y áreas de mejora. Su capacidad analítica, clave para mantener un alto nivel de calidad, se perfeccionó durante sus prácticas iniciales en GAR.

«Cuando empecé a trabajar en la empresa, lo que más me llamó la atención fue su solidez y su alcance mundial. Es una empresa que basa sus decisiones en investigaciones sólidas y datos reales, no en suposiciones. Me impresionó en particular la agilidad de la empresa para responder a los retos del sector. Por ejemplo, nuestro departamento de QFS de la unidad de Marunda es líder en análisis avanzados de contaminantes como 3-MCPD/GE y MOSH MOAH», señaló Elizabeth.

La experiencia de Elizabeth en la empresa se ve reforzada por el sólido trabajo en equipo y el apoyo entre compañeros, que ha experimentado desde su período de prácticas. Recuerda muy bien su primer encargo: un proyecto de trazabilidad especialmente difícil que le obligó a trabajar fuera del horario de oficina.

«Fue estresante porque todo era muy nuevo para mí. Pero al mismo tiempo, sin ese encargo, no habría sabido lo solidarios que son mis compañeros», dice Elizabeth. Con la paciencia y la orientación de sus compañeros, que se tomaron el tiempo necesario para acompañarla en cada paso del proceso de producción, pudo sortear los problemas y completar el trabajo.

El trabajo en equipo ha inculcado en Elizabeth la mentalidad de que «sólo lo mejor es lo suficientemente bueno». «Para trabajar en seguridad alimentaria se necesita dar solo lo mejor», afirmó. «Me alegro de contar con el apoyo de un equipo increíble que persigue el mismo objetivo».

Elizabeth y su equipo del departamento QFS demuestran a diario su dedicación a la seguridad alimentaria por medio de pequeñas mejoras.

Su pasión por el sistema de seguridad alimentaria nace de la convicción de que la calidad y la seguridad están conectadas entre sí.

«La calidad y la seguridad alimentaria deben garantizarse a lo largo de toda la cadena de suministro del producto: desde la recepción de las materias primas, pasando por la producción y también la entrega», afirma. «La percepción de nuestros clientes sobre la calidad de nuestros productos afecta a nuestra imagen y demanda, por lo que es muy importante alimentar su confianza».

Todos los días son el día de la seguridad alimentaria

Para Elizabeth, el Día mundial de la seguridad alimentaria no es un acontecimiento anual, sino una realidad cotidiana.

«Para mí, cada día es el Día mundial de la seguridad alimentaria», declara. «Saber que mi trabajo ayuda a mantener nuestros alimentos seguros y de alta calidad hace que todo el esfuerzo merezca la pena».

Este día especial es una oportunidad para reconocer la dedicación de profesionales como Elizabeth, que trabajan sin descanso para que lleguen alimentos seguros a nuestras mesas.

 

—-

GAR se compromete a cumplir las normas más estrictas de seguridad alimentaria mediante tecnologías avanzadas de control de calidad y medidas rigurosas.

Más información sobre nuestro enfoque proactivo para proteger sus alimentos aquí.

—-

fb twitter linkedin mail