menu bar
close-grey

Alternativas a los lácteos: Exploración de las dietas sin lactosa y su potencial

Posted: Sep 04, 2023 10 minute read GAR

Los productos lácteos desempeñan un papel fundamental en la dieta de muchas personas. Más de 6.000 millones de personas en todo el mundo consumen leche y productos lácteos, y el consumo de leche rondará los 190 millones de toneladas en 2020.

Aunque los productos lácteos siguen manteniendo una cuota de mercado significativa, las alternativas lácteas han ganado terreno en los últimos años. En 2022, el mercado de alternativas no lácteas, como la leche de origen vegetal, tenía un valor de 27.300 millones de dólares estadounidenses. Los expertos predicen que seguirá creciendo a un ritmo de alrededor del 10,4% anual hasta 2027. Según un estudio de McKinsey 2022, el 45% de las personas que consumen alternativas lácteas vegetales tienen previsto aumentar su consumo en los próximos tres años.

Este crecimiento está impulsado por una serie de factores clave, como la creciente concienciación y adopción de opciones dietéticas más saludables, así como la preocupación por la intolerancia a la lactosa, las alergias y el bienestar general. Además, la preocupación por el medio ambiente también desempeña un papel crucial en el impulso de esta expansión, ya que los consumidores son cada vez más conscientes del medio ambiente y se inclinan por las opciones vegetales que tienen una menor huella de carbono.

Para las empresas alimentarias, como las panaderías caseras, la adaptación a dietas sin lactosa puede abrir nuevas oportunidades y atender a una clientela más amplia. Una opción prometedora son los sustitutos de la grasa láctea a partir de grasas o mezclas vegetales, como el aceite de palma.

En este artículo, profundizamos en las dietas sin lactosa y examinamos el potencial de los sustitutos de la grasa láctea como alternativa viable tanto para los consumidores intolerantes a la lactosa como para los productores de alimentos y bebidas.

¿Qué es la lactosa? ¿Por qué algunas personas no pueden consumir lactosa?

La lactosa es un azúcar que se encuentra de forma natural en la leche y los productos lácteos, como el queso, el yogur o el helado. Algunas personas no pueden consumir lactosa debido a una afección conocida como intolerancia a la lactosa.

La intolerancia a la lactosa es un trastorno digestivo caracterizado por la incapacidad del organismo para digerir completamente la lactosa. Esta afección se debe a una deficiencia o producción insuficiente de la enzima lactasa, necesaria para descomponer la lactosa en sus componentes más simples: glucosa y galactosa.

Como resultado, la lactosa no digerida llega al intestino grueso, provocando diversos síntomas digestivos, como hinchazón, diarrea y gases.

Los signos y síntomas de la intolerancia a la lactosa pueden incluir:

¿Lo sabía usted?

La intolerancia a la lactosa es diferente de las alergias a la leche.

La alergia a la leche se debe a una respuesta inmunitaria a las proteínas de los productos lácteos. Por su parte, la intolerancia a la lactosa se debe a la incapacidad para digerir el azúcar lactosa.

La intolerancia a la lactosa suele distinguirse de la alergia a la leche por la menor gravedad de los síntomas y por los antecedentes de problemas con los lácteos. Se aconseja consultar a un médico para que evalúe los síntomas y sugiera un tratamiento adecuado.

Signos y síntomas de intolerancia a la lactosa

¿Lo sabía usted?

La intolerancia a la lactosa es diferente de las alergias a la leche.

La alergia a la leche se debe a una respuesta inmunitaria a las proteínas de los productos lácteos. Por su parte, la intolerancia a la lactosa se debe a la incapacidad para digerir el azúcar lactosa.

La intolerancia a la lactosa suele distinguirse de la alergia a la leche por la menor gravedad de los síntomas y por los antecedentes de problemas con los lácteos. Se aconseja consultar a un médico para que evalúe los síntomas y sugiera un tratamiento adecuado.

Se trata de una enfermedad que afecta a una parte importante de la población mundial: alrededor del 68%. Aunque puede aparecer a cualquier edad, determinados grupos de personas son más propensas a la intolerancia a la lactosa debido a factores genéticos, étnicos y relacionados con la edad:

Factores que influyen en la intolerancia a la lactosa

La intolerancia a la lactosa existe en un espectro, y los individuos experimentan diversos grados de tolerancia. Para algunas personas, el consumo de cantidades mínimas de lactosa puede no provocar molestias, mientras que para otras puede ser necesario seguir una dieta sin lactosa más estricta.

¿Sin lactosa es lo mismo que sin lácteos?

Aunque el término «sin lactosa» se suele equiparar a «sin lácteos», ambos términos son muy diferentes. Los alimentos sin lactosa son productos lácteos a los que se ha eliminado la lactosa, mientras que los productos sin lácteos no contienen leche ni ingredientes derivados de la leche.

Obtenga más información sobre las diferencias entre los productos sin lactosa y los productos sin lácteos en esta tabla:

Productos sin lactosa Productos sin lácteos
Definición Productos sin lactosa (pero que aún contienen otros componentes lácteos, como caseína y suero) Products that contain no dairy milk (including casein and whey)
Fuentes Leche de vaca/bovino, leche de cabra Cereales, frutos secos, legumbres, semillas
Consumidores Personas con intolerancia a la lactosa. No apto para dietas veganas o sin lácteos. Personas alérgicas a los lácteos, con intolerancia a la lactosa o que deciden evitarlos
Tratamiento La leche o los productos lácteos se procesan para filtrar/eliminar la lactosa o se neutralizan con la enzima lactasa En el caso de las alternativas lácteas vegetales, las plantas o los frutos secos se remojan/muelen y filtran para extraer la leche; el producto puede estar enriquecido con vitaminas y minerales
Ejemplos de productos Leche sin lactosa, queso sin lactosa Leche vegetal alternativa (leche de coco, leche de soja, leche de almendras, leche de avena, etc.), yogur sin lácteos, queso vegano
Productos sin lactosa Productos sin lácteos
Definición Productos sin lactosa (pero que aún contienen otros componentes lácteos, como caseína y suero) Products that contain no dairy milk (including casein and whey)
Fuentes Leche de vaca/bovino, leche de cabra Cereales, frutos secos, legumbres, semillas
Consumidores Personas con intolerancia a la lactosa. No apto para dietas veganas o sin lácteos. Personas alérgicas a los lácteos, con intolerancia a la lactosa o que deciden evitarlos
Tratamiento La leche o los productos lácteos se procesan para filtrar/eliminar la lactosa o se neutralizan con la enzima lactasa En el caso de las alternativas lácteas vegetales, las plantas o los frutos secos se remojan/muelen y filtran para extraer la leche; el producto puede estar enriquecido con vitaminas y minerales
Ejemplos de productos Leche sin lactosa, queso sin lactosa Leche vegetal alternativa (leche de coco, leche de soja, leche de almendras, leche de avena, etc.), yogur sin lácteos, queso vegano

Comparación entre productos sin lactosa y productos sin lácteos1

Cómo optar por una dieta sin lactosa

La transición a una dieta sin lactosa implica tomar decisiones dietéticas meditadas para garantizar tanto las necesidades nutricionales como el bienestar digestivo. He aquí algunas formas de optar por una dieta sin lactosa:

  1. Explore alternativas de origen vegetal a la leche: Empiece por explorar la amplia gama de alternativas de origen vegetal a la leche, como la leche de almendras, soja, avena, coco y arroz, que sirven como excelentes sustitutos de la leche de vaca tradicional.
  2. Incorpore productos lácteos sin lactosa: Busque versiones sin lactosa de productos lácteos como la leche, el yogur, el queso y el helado, todos ellos formulados específicamente para proporcionar el mismo sabor y textura sin producir molestias.
  3. Opte por los suplementos de lactasa: Los suplementos de lactasa pueden ayudar en el consumo ocasional de lactosa. Consulte con un dietista titulado antes de consumir los suplementos.
  4. Pruebe opciones no lácteas: Incorpore opciones no lácteas, como sustitutos de la grasa láctea o margarina sin lácteos, para añadir variedad a sus comidas.

¿Qué son los sustitutos de la grasa láctea? ¿Por qué son una opción para las dietas sin lactosa?

Los sustitutos de la grasa láctea son grasas vegetales especialmente formuladas que pueden sustituir o imitar la textura, la sensación en boca y la funcionalidad de la grasa láctea en diversas aplicaciones lácteas. Permiten a las personas con intolerancia a la lactosa disfrutar de productos con texturas y cualidades sensoriales similares a los lácteos, incluso sin utilizar apenas leche láctea.

Estos sustitutos suelen utilizar grasas de origen vegetal, como aceites de palma, coco, soja y otros. Algunas aplicaciones habituales de los sustitutos de la grasa láctea son helados, quesos, cremas, yogures, mantequilla y margarina, aderezos, bebidas y productos de confitería.

Impulsados por la creciente tendencia a seguir una dieta a base de plantas, un gran número de productores de alimentos han aceptado el reto desarrollando nuevas alternativas en todos los ámbitos. Su objetivo es encontrar un equilibrio entre satisfacer la demanda de los consumidores y crear productos que cumplan las expectativas de sabor, textura y valor nutritivo de la grasa láctea. Es aquí donde los sustitutos de la grasa láctea pueden aportar beneficios sustanciales.

Siga leyendo esta infografía para saber más sobre los pros y los contras de los sustitutos de la grasa láctea antes de plantearse añadirlos a su dieta sin lactosa o a su línea de producción de alimentos.

¿Le interesan los sustitutos de la grasa láctea?

Elaborado con aceite de palma, nuestro Filma MFR 36 no contiene alérgenos (para los intolerantes a la lactosa), grasas trans ni colesterol.

Ofreciendo una gran sensación en la boca, es especialmente buena para hacer helados, quesos análogos, toffee y nata montada no láctea.

Las ventajas de los sustitutos de la grasa láctea

Los inconvenientes de la sustitución de la grasa láctea

¿Cómo identificar los sustitutos de la grasa láctea en los envases o etiquetas de los alimentos?

Las directrices para el etiquetado de los alimentos, incluidas las relativas a los sustitutos de la grasa láctea, deben ser coherentes a escala internacional. Esta práctica no solo garantiza la seguridad alimentaria, sino que también protege contra el etiquetado engañoso o inexacto de los alimentos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que estas normativas pueden variar de un país a otro y de una región a otra.

Normalmente, puede identificar los sustitutos de la grasa láctea en la lista de ingredientes del producto que figura en la etiqueta. Los sustitutos de la grasa láctea suelen aparecer como «aceites vegetales», «aceite de palma modificado», «grasa hidrogenada» o «grasa de interesterificación».

Si el producto contiene sustitutos de la grasa láctea derivados de fuentes alergénicas como la soja, los frutos secos o el trigo, el envase suele llevar una indicación de alérgenos. Esto alerta a los consumidores de la presencia de posibles alérgenos en el producto.

A veces, los fabricantes de alimentos pueden utilizar declaraciones descriptivas en el envase para indicar el uso de sustitutos de la grasa láctea. Frases como «sin lácteos», «de origen vegetal», «sustituto de la nata» o afirmaciones que destacan los atributos del producto, como «elaborado con aceites vegetales» o «apto para intolerantes a la lactosa» pueden sugerir la presencia de grasa láctea sustitutiva.

———–

Nuestro sustituto de la grasa láctea de alta calidad satisface las diversas necesidades de la producción láctea y sirve tanto a grandes productores de alimentos como a pequeñas cafeterías y tiendas de café. Consulte nuestros Productos y servicios para obtener más información.

¿Desea personalizar un producto para su línea de producción de alimentos? Conozca nuestras competencias de Investigación y Desarrollo (I+D) aquí.

———–

1 Información obtenida de:
https://www.thespruceeats.com/difference-between-lactose-and-dairy-free-1000937
https://www.webstaurantstore.com/blog/4176/lactose-free-vs-dairy-free.html

fb twitter linkedin mail